Una elección ideal como fuente de fertilizante sulfatado para los agricultores

Sacando el mayor beneficio del Polisulfato

Polisulfato posee múltiples beneficios, lo que le convierten en una elección ideal como fuente de fertilizante sulfatado para los agricultores. Ofrece la oportunidad de maximizar el potencial de un rango importante de cultivos.

Características del Polisulfato:

  • Disponibilidad inmediata – disponible en forma de sulfato, lo que da un aprovechamiento inmediato del nutriente.
  • Nueva fuente de azufre granular, ofreciendo completa flexibilidad para fertilizar a medida según las necesidades del terreno.
  • Concentrado, su almacenamiento es sencillo y es un producto de fácil aplicación.
  • Fuente de potasio, magnesio y calcio – un valor añadido.
  • Bajo en cloruros, está indicado para cultivos sensibles a cloruros.
  • Respetuoso con el medio ambiente, se comercializa en su estado natural – no necesita ser procesado ni genera ningún residuo. No acidifica los suelos.
  • Materia prima proveniente de la Unión Europea, siendo una fuente fiable de suministro con baja huella de carbono.

Recomendaciones para cultivos herbáceos/arables:

Polisulfato se puede emplear en una única aplicación al inicio de primavera. Con ello se busca combinar las necesidades de azufre junto con las necesidades de nitrógeno de los cultivos.

Donde las necesidades de nitrógeno sean diversas, como por ejemplo, en sistemas de agricultura de precisión, la aplicación de Polisulfato puede hacerse de manera independiente de forma que mejor combine con las aplicaciones de N globales.

Cereales y cultivos oleaginosos

  • Aplicación directa del fertilizante al inicio del crecimiento en primavera.
  • Fácil absorción, el cultivo lo tomará a la vez que el nitrógeno durante el período de crecimiento, en primavera.
  • Aplicar en colza para optimizar los rendimientos, el contenido en proteína y la síntesis de aceite.
  • Trigo panificable: aumenta la producción y calidad de la proteína.
  • Cebada cervecera: mejora la producción y la calidad.

Guisantes

  • Aplicar en la siembra o justo después de la nascencia.
  • Fertilizante sin nitrógeno, siendo una fuerte de azufre disponible para el cultivo.
  • La planta lo utiliza en las primeras etapas para alimentar el proceso de fijación de nitrógeno que tiene lugar en los nódulos de las raíces y para la síntesis de la proteína en la planta.

Brasicaceas

  • Los cultivos brasicáceos han mostrado una particular respuesta a este fertilizante.
  • Se recomienda su aplicación en abonado de fondo, especialmente en suelos arenosos.

Recomendaciones para ganaderos

La aplicación de estiércoles y barros no es suficiente como fuente disponible de sulfato. En todo caso pueden considerarse como fuente de mantenimiento de las reservas del suelo.

Por ello, el Polisulfato debe de ser aplicado en línea con los requerimientos de nitrogeno necesarios, de forma que permita conseguir un crecimiento de los pastos óptimo durante toda la campaña gracias a un correcto equilibrio N:S.

Pasturas para ensilado

  • Aplicarlo después de cada corte de ensilado para complementar la absorción de nitrogeno y mantener el ratio N:S.
  • En suelos arenosos una aplicación al inicio de primavera puede ser requerida.

Pasturas para fardos

  • Aplicar tras el almacenamiento con sistemas rotatorios.
  • Si se almacena, especialmente para suelos arenosos, aplicar al inicio de primavera.

Pasturas de leguminosas (tréboles)

  • Aporta un apoyo excelente de azufre para pastos tardíos.
  • Aplicar en primavera a medida que se desarrolla el crecimiento. Pastos tempranos habrán tomado las reservas de azufre del suelo.