Un nuevo fertilizante, con alto contenido en sulfato

Polisulfato es un nuevo fertilizante, con alto contenido en sulfato, disponible en su estado natural y extraído en el Reino Unido

Aporta beneficios únicos, gracias a su contenido de otros macronutrientes de origen natural. Polisulfato se extrae de una capa de roca polihalítica, situada a 1000m bajo el Mar del Norte, en la costa inglesa de North Yorkshire. Este mineral se depositó hace 260 millones años, y se encuentra 150-170m por debajo de la veta de cloruro de potasa en la mina de Cleveland Potash Boulby.

La capa de Polisulfato se consiguió alcanzar en Septiembre de 2010, tomándose entonces las primeras partidas de producción a la superficie. Se estima que hay mil millones de toneladas disponibles de este nuevo fertilizante.

Polisulfato está disponible en formato polvo y granular. El producto granular de 2-4mm tiene excelentes características de dispersión, y es un fertilizante ideal para aplicar directamente junto con el nitrógeno.

Estratos De La Mina Boulby

Composición del Polisulfato

  • 48% SO3 como sulfato
  • 14% K2O como sulfato de potasio
  • 6% MgO como sulfato de magnesio
  • 17% CaO como sulfato de calcio

Beneficios del potasio, magnesio y calcio

Además del sulfato, el Polisulfato proporciona aportes de otros nutrientes principales, incluyendo el potasio (K2O), magnesio (MgO) y calcio (CaO).

El aporte regular de potasio está ampliamente extendido, con recomendaciones basadas en los contenidos de nutrientes del suelo y la extracción según la cosecha. Estudios ponen de manifiesto que las reservas están bajando, con terrenos cultivables con índices de 0 ó 1. La mayor parte del potasio en las cosecha de cereales se encuentra en la paja. Por lo que cuando la venta de paja es rentable desde un punto de vista comercial, es importante aportar cantidades adicionales de potasio para compensar. El potasio presente en el Polisulfato complementa las aplicaciones rutinarias de fertilización de este nutriente.

El magnesio se aplica habitualmente en cultivos comerciales y hortalizas. Este macronutriente forma parte de la clorofila en todas las plantas verdáceas y es esencial para la fotosíntesis. El magnesio es consumido en cantidades significativas en las cosechas y, una aplicación de Polisulfato aporta una ingesta de nutrientes que frecuentemente es pasada por alto.

El cuarto nutriente del Polisulfato es el calcio. El calcio es responsable en la planta de la correcta división celular y de reforzar las paredes celulares. Polisulfato ayuda a mantener las reservas esenciales de este nutriente en los suelos.

Polisulfato es particularmente apropiado para cultivos con especial sensibilidad a cloruros, como por ejemplo en el tabaco, viña y algunos frutales, así como en cultivos como la patata, donde contenidos altos de materia seca son deseados.